¿Que sentido tiene ser partidario?

Creer, ser leal, identificarse, apoyar, contribuir, construir, superar, protagonizar, participar, todas estas palabras se refieren a conductas que de solo escuchar anunciarlas, nos generan atención, ahora propongo al lector, crear una lista de este tipo de palabras, estoy seguro que en menos de lo que imagine se sentirá lleno de ganas de hacer y de asumir retos y nuevas acciones, ahora pido de nuevo al lector que procure recordar la cantidad de veces que escuchó este grupo de palabras en la boca de los mas importantes lideres de la política contemporánea.

Desde al menos 60 años, aun mas en esta dos ultimas décadas, hemos estado constantemente bombardeados por estos estímulos auditivos, tal ha sido la importancia del uso de estos que hemos aceptado, de forma abierta, que determinado político puede llegar “a hacer algo”, al ocupar determinada posición, dependiendo de su verbo, los famosos “pico de oro”.

Si continuamos en este proceso de investigación de nuestras reacciones, procuremos despersonalizar las intervenciones televisivas, radiales o escritas de los actuales lideres de la posición política que no sea de nuestro gusto, hagamos acopio de toda nuestra capacidad de análisis y veamos como estos personajes logran tener gran coincidencia con los intereses de una sociedad que aspira mejor condición de vida, pero sabemos que son “solo palabras”. Si, solo palabras que en un inicio generaron una fuerte motivación.

Ahora hagamos una pregunta mas, ¿que sentido tiene ser partidario?, para serlo deberíamos, creer, ser leal, identificarse, apoyar, contribuir, construir, superar, protagonizar, participar… pido al lector, calma y mas calma, se requiere un mínimo de lógica para comprender que podríamos ser presa de la gran capacidad de motivación o manipulación que despliegan las organizaciones políticas y sus lideres.

Que tal si en ves de partidarios optamos por ser políticos,  si seres políticos, que asumen la relación y la actuación en sociedad desde la técnica y el arte de la política.

Al abrir nuestra visión de esta forma estoy seguro que ya no nos afectará, ver mentir descaradamente a un funcionario, ni mucho menos, no nos perturbará que los miembros de la dirección política de nuestra organización preferida, hagan acuerdos con nuestros opositores a escondidas, pues asumiremos que podría ser parte de la solución a una crisis momentánea, por ejemplo y que ningún discurso nos podrá aumentar o disminuir el nivel de adrenalina porque ya somos un político que controla su ímpetu para actuar como un Apático o como un Espectador o luchar como un Gladiador, sin sentir que se es presa de la autocrítica, es decir “Políticamente Correcto”.

Por otra parte ya no criticaremos a los Inactivos, individuos que no ejercen ningún tipo de participación, o a los Conformistas, los que  solo participan de vez en cuando, o a los Contestatarios, personas que se movilizan de forma directa, o a los Reformistas, los que se movilizan de forma institucional, ni a los Activistas, que se movilizan tanto de forma directa como institucional, pues cada uno de ellos tiene su espacio y son usados por La Política, para sus fines.

La regla de oro del cambio de actitud es: madurar las reacciones emocionales, nos ayudara a ser políticos y nos hará vivir mejor.

 

Ozzyven.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s